Clase 22 de Rafa Gálvez: Intuyendo el único pasillo (por Germán Tamame)

Vigésima segunda clase de Rafa Gálvez: Intuyendo el único pasillo

Video vía Rafa Gálvez  Pádel y Tenis   |   Facebook: Rafael Gálvez Muñoz 

clases+de+padel+video+rafa+galvezEn la disputa de un partido entre jugadores profesionales vemos como en numerosas ocasiones, cuando se produce un “remate por 3” y la pelota finalmente abandona la pista por encima de la valla lateral, el punto se suele finiquitar con el golpe que ejecuta el jugador que ha salido fuera de la misma para atrapar esa pelota. Una jugada que sin duda alguna es en su conjunto harto espectacular y que siempre goza del agrado de los espectadores. Un adiestrado sentido de la anticipación por parte del jugador que va en busca de esa complicada pelota se encarga de que así pueda producirse.

Pero aunque sea en esporádicas ocasiones, no siempre el jugador que está golpeando fuera de la pista se sale con la suya de cerrar victoriosamente el punto, unas veces por su propio fallo y otras, suelen ser las menos, por la devolución de alguno de los dos rivales. Es en estas situaciones cuando, además de la anticipación (a la que en otros videos hemos hecho referencia), entra en juego el sentido de la intuición.

Y es que en la jugada que muestra el vídeo se aprecia que la devolución de Bebe Auguste desde fuera de la pista digamos que sólo tiene un “pasillo” en el espacio por el que pasar si quiere, ya no sólo entrar en la pista, sino tener opciones para poder ganar el punto. Sabedor de esa circunstancia, su rival Germán Tamame “intuye” que si Auguste no cierra el punto de otra forma a la que el presagia que se puede producir, va a tener opciones para poder devolver la pelota. Y ya veis qué ocurre. La volea alta rematada de Auguste no le da el punto directamente y a pesar de que entra muy rápida en la pista, se encuentra en su camino hacia la otra puerta con la intuición de Tamame, que se acerca a ese “pasillo” por el que podría pasar la pelota. Coloca su pala para que la bola choque con ella, consigue bloquearla y realiza una simple devolución que le da el punto, ya que P. Lima está posicionado en la pista lo suficientemente lejos de la pelota como para no tener opciones de poder atraparla.

De manera que aunque pueda parecer que un “remate por 3” que es alcanzado fuera de la pista por un jugador es un “penalti” (como dice mi amigo Gustavo), que normalmente se suele transformar y te da el punto, hay veces en las que no ocurre así, aunque como he dicho sean las menos.

Esto demuestra y confirma que mientras la pelota esté en juego siempre hay que estar alerta y en disposición de luchar. Esas devoluciones ya os digo que para nada son fruto de la casualidad. Así que si al cóctel le añadimos un poquito de intuición y lo aderezamos con algo de anticipación (como la de Auguste al anticipar la salida de la bola fuera de la pista, como la de Tamame al intuir la devolución de Bebe) el resultado ya veis que puede ser bien distinto al habitual.

Por tanto, no bajes nunca los brazos, lucha todas las bolas y acepta también el reto de jugar a intuir por dónde pueden ir las devoluciones de los contrarios. Poco a poco iras desarrollando y agudizando ese sentido y apreciarás como consigues llegar a ir algo por delante en el desarrollo de numerosas jugadas, con al ventaja que eso te va a reportar.

Un saludo.

Rafa Gálvez

Ver todas las Clases de Rafa Gálvez

No comments yet.

Leave a Reply